videosRomance de la Derivada Enésima y el Arcotangente un buen recurso para animar las clases, mejorar nuestro vacobulario y de paso repasar las derivadas.

Comienza así:

Veraneaba una derivada enésima en un pequeño chalet situado em la recta del infinito del plano de Gauss cuando conoció a un arco tangente simpatiquísimo y de espléndida representación gráfica, además de pertenecer a una de las mejores familias trigonométricas. En seguida notaron que tenían propiedades comunes. Un día en casa de unas parábolas, que habían ido allí a pasar una temporada con sus ramas parabólicas, se encontraron en un punto aislado de ambiente muy íntimo; se dieron cuenta de que convergían hacia límites que se diferenciaban tan poco como se quiera. Había nacido un romance. Acaramelados en un entorno de radio epsilón, se dijeron mil teoremas de amor.