Para multiplicar dos polinomios, multiplicamos todos los téminos de uno por el del otro. No importa el orden, pero si se hace de una forma estructurada, mejor.

Para ello, podemos utilizar varios métodos que nos ayuden a seleccionar y colocar esos productos de manera ordenada para poder sumar y simplificar después.
Con esta ficha interactiva podemos practicar varios de estos métodos a la vez.
  • En línea, que es el que utilizaremos cuando nos manejemos bien con los productos.
  • Enrejado, donde se ve claramente el producto de unos monomios por otros y cómo sumarlos.
  • Por filas, similar a la multiplicación habitual que hacemos con los números naturales.
productoPol